Lexsas abogadas Pontevedra
mediacion laboral

Mediación laboral

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN LABORAL?

La mediación laboral es un método de solución de conflictos laborales alternativo (y también complementario en el caso de no llegar a un acuerdo) a la jurisdicción laboral.

Existen muchos tipos de mediación: laboral, familiar (puedes leer sobre esta mediación en nuestro blog), mercantil…

La mediación es un procedimiento voluntario, de manera que es necesario el consentimiento de ambas partes (trabajadores y empresarios) para iniciarla. 

En el procedimiento de mediación laboral las partes son asistidas por un tercero llamado mediador laboral que no tendrá potestad para dirimir el conflicto (en los casos de arbitraje sí, el árbitro es quien tiene la decisión final), la potestad en la mediación laboral corresponde únicamente a las partes implicadas.

En el procedimiento de mediación laboral el mediador oirá a las distintas partes implicadas por separado y en reuniones conjuntas proponiendo soluciones que sean beneficiosas para ambas partes, la finalidad de la mediación es que se cumpla el binomio GANAR-GANAR. 

¿QUIÉNES SON LAS PARTES ?

Las partes implicadas en un procedimiento de mediación pueden ser diversas, encontrándonos ante diferentes conflictos que se pueden tratar en la mediación laboral. 

Los conflictos que se pueden tratar en una mediación laboral teniendo en consideración a las partes son diversos: conflicto entre empresa y trabajador individual, conflicto entre la empresa y un colectivo de trabajadores, conflicto entre distintos departamentos dentro la misma empresa, conflicto entre distintos trabajadores, etc….

¿QUÉ TIPOS DE CONFLICTOS EXISTEN?

Se pueden dar distintos tipos de conflictos en el procedimiento de mediación, la clasificación más típica es la siguiente:

  • Funcionales y disfuncionales: un conflicto funcional es un desacuerdo que en última instancia conduce a resultados positivos mientras que el disfuncional alude a una falta de acuerdo total.
  • De intereses y de valores: como su propio nombre indican los conflictos de intereses supone la existencia de intereses opuestos en el que cada parte busca beneficiarse mientras que el de valores alude a la ética o la moral
  • Latentes y manifiestos: los manifiestos son aquellos en las que las partes se han involucrado mientras que los en los latentes las partes todavía no se han pronunciado
  • Interpersonales e intergrupales: los conflictos pueden ser entre personas o entre grupos
  • Entrelazados: superpuestos, transversales y concurrentes.

MOTIVOS PRINCIPALES DE LOS CONFLICTOS

Existen multitud de conflictos derivados de la actividad laboral y que se pueden tratar en el ámbito de la mediación laboral, enumerarlos todos sería prácticamente imposible pero a modo de ejemplo podemos enumerar los siguientes: 

  • Conflicto por las condiciones de trabajo
  • Conflicto por la modificación sustancial de las condiciones de trabajo
  • Conflicto de movilidad geográfica
  • Conflicto de movilidad funcional
  • Conflicto relativo a la seguridad en el trabajo
  • Conflicto por discriminación o acoso
  • Conflicto salarial
  • Conflicto entre compañeros de trabajo
  • Conflicto entre departamentos
  • Conflicto de negociación colectiva
  • Conflicto de huelga
  • Conflicto económico-financiero
  • Conflicto de conciliación familiar y laboral
  • Conflicto por la organización del trabajo
  • Etc

Todos estos conflictos y más se pueden tratar en el ámbito de la mediación laboral. 

EL PROCEDIMIENTO DE LA MEDIACIÓN LABORAL

1. INICIO

La mediación laboral se iniciará por solicitud de las partes o de una parte con el consentimiento de la otra, en ocasiones también se acude a ella porque previamente se ha pactado que en caso de conflicto se acudirá a la mediación laboral. 

En esta fase el mediador se reunirá de manera individual con las diferentes partes implicadas para conocer sus posturas y posteriormente se realizará una o varias reuniones conjuntas donde el mediador explicará el conflicto, los costes del mismo y los acuerdos a los que se pueden llegar. 

2. NEGOCIACIÓN

En esta fase el mediador convocará una o varias sesiones donde las partes podrán tener su turno de palabra para explicar sus posturas. El mediador tratará de facilitar el diálogo y la negociación entre las partes para acercar posturas e intentar llegar a una solución beneficiosa para ambas.

3. FINALIZACIÓN

El procedimiento de mediación laboral puede finalizar por diversos motivos, porque alguna de las partes o todas hayan decidido abandonar la mediación, por no llegarse a un acuerdo en las sesiones de negociación o porque finalmente en la fase de negociación se llegó a un acuerdo entre las partes.

Finalizado el procedimiento de negociación se levantará un acta donde se hagan constar las posturas de las partes. En el caso de que la negociación acabase con un acuerdo, este acta podrá elevarse a escritura pública y por tanto ser un título ejecutivo ante los tribunales.

BENEFICIOS DE LA MEDIACIÓN LABORAL

Este procedimiento tiene la ventaja de que es un procedimiento al que se someten las partes de manera voluntaria y son ellas las que tienen la potestad de decidir sobre el acuerdo que se alcance. 

Además fomenta el entendimiento y la comunicación en el ámbito laboral ayudando a mejorar el clima laboral de la empresa y trabajadores. 

Durante el mismo procedimiento de mediación laboral se pueden tratar distintos conflictos y es una forma de alcanzar soluciones de una manera más rápida lo que abarata los costes en contraposición con figuras como el arbitraje o procedimiento judicial.


En Lexsas Abogadas Pontevedra contamos con profesionales que se dedican al ámbito de la mediación laboral, si ha surgido un problema en tu empresa puedes ponerte en contacto con nosotras para iniciar un procedimiento de mediación y solucionarlo de manera amistosa.

Artículos relaccionados
Civil
¿CONOCES EL PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN FAMILIAR?

La mediación familiar es un medio de solución de conflictos en el cual son las partes las que asumen la realidad del problema y las que buscan las soluciones que más se adecuen a sus circunstancias, responsabilizándose de su situación y siendo orientadas por la figura del mediador.